La Bruschetta creado por los campesinos pobres. Es así como podían aprovechar el pan duro y lograr que durara más para consumirlo.

Hoy en día se a vuelto un plato de ritual indispensable para los italianos, con ingredientes de excelencia como el aceite de oliva virgen extra y la sal de mar.

Su preparación es muy sencilla aunque exija la atención habitual de la tradición, con un solo secreto: utilizar solo ingredientes italianos de la más alta calidad.

Hoy te enseñaremos la clásica aunque ya están inventados bruschettas con todo tipo de ingredientes. (mozzarella y con jamón de Parma, con alcachofas y queso Parmigiano Reggiano o con habas y queso Pecorino.)

Calentar una placa antiadherente y cuando esté caliente tostar el pan por ambas caras hasta que quede crujiente y retirarlo. Mientras tanto lavar los tomates y cortarlos a cubitos. Poner los tomates en diferentes un bol y sazonarlos con las hojas de albahaca, el aceite de oliva virgen extra y la sal.

Pelar el ajo y frotarlo sobre las rebanadas de pan para darles su aroma y su sabor fuerte.Untar la mozzarella en la tostada, previamente intentaremos eliminar el exceso de leche con la ayuda de un papel absorbente.

Prueba tu bruschetta, la reina de los aperitivos!